viernes, 30 de septiembre de 2011

Acción y estructura de Anthony Giddens (Teoría de la Estructuración)

Antonhy Giddens elabora su teoría de la estructuración buscando ampliar los límites de los enfoques Positivistas, Estructuralistas, Funcionalistas e Interpretativos-comprensivos, en la sociología.   Por una parte busca alejarse de los enfoques sociológicos o de las ciencias sociales basadas en el modelo de las ciencias naturales y de la concepción decimonónica de la sociedad como un “cuerpo” o “totalidad”. Critica los modelos marxistas y neo marxistas donde el individuo aparece como determinado por una estructura que define todos los aspectos de la vida social así como la visión histórica- utópica de esta en la teoría social y la importancia dada al aspecto económico.  De la escuela funcionalista critica la importancia que esta le otorga a la determinación funcional de la acción y de la estructura como una fuerza externa y coercitiva total sobre el comportamiento de los seres humanos. Este objetivismo heredado del siglo XIX subyace en la idea de exterioridad ya planteada por Hobbes y Durkheim en sus escritos. De que la sociedad en uno y los hechos sociales en el otro se nos manifiestan como fuerzas estructurales externas que definen y constriñen el actuar humano y por otro lado la supuesta objetividad a la hora de analizar los fenómenos sociales como si fueran cosas. Para Giddens las sociedades y los sistemas sociales no pueden ser analizadas como fenómenos independientes de las preferencias y las razones de los actores. El autor intenta con su enfoque estructuracionista, incorporar la intencionalidad y el razonamiento de los actores sociales a un mismo nivel de la estructura y la determinación funcional que esta pueda tener. De los enfoques interpretativos hermenéuticos o individualistas metodológicos, incorpora elementos como la comprensión e interpretación, pero critica que estas no tratan a la acción como praxis social (“el compromiso de los actores con la realización práctica de sus intereses”) Otro de los vacíos teóricos de estas escuelas serían la poca importancia que le atribuyen a las instituciones o las estructuras en el tiempo histórico. Para Giddens centrar el análisis de la teoría social en las estructuras o en el individuo no sería la forma de hacer sociología en nuestros tiempos. Para ello propone una sociología que concentre su atención en las prácticas sociales. Parte de la idea de que la interacción social y la praxis social son realizadas por agentes humanos que al tener disponibles conocimientos y herramientas (recursos), que son utilizados por estos en sus rutinas cotidianas y en su trato con los otros. Lo seres humanos poseen para Giddens la capacidad de hacer cosas por lo tanto la de cambiar cosas ya hechas en el mundo, por tanto sería una capacidad que depende de los actores y no de estructuras que la determinen en forma total. La praxis social es un reflejo de la habilidad de los seres humanos para cambiar la situación en la que se encuentran, pero a su vez estos recrean las condiciones sociales heredadas, los conocimientos y los recursos. Los seres humanos producen sin saberlo, formas de vida o modos de ser a través de los cuales se reinventan las mismas condiciones heredadas. Este es el carácter dual de la estructura social y con este concepto nos permitiría superar las dualidades estilo sujeto-objeto, individuo –sociedad, sujeto-estructura o lo micro y lo macro. Esta dualidad de la estructura incorpora la subjetividad de los individuos (sentimientos y emociones cambiantes) juntos con esas fuerzas exteriores. La estructura estaría necesariamente ligada a la acción y esta a su vez se relacionaría directamente con la estructura. Ambas esferas aparecerían unidas en la praxis social.  
 Para Giddens la critica a la teoría parsoniana y a la escuela Funcionalista (como señalé más arriba) es la importancia que esta le otorga a las estructuras, como fuerzas externas que constriñen y determinan el comportamiento de los sujetos, cito: “en el marco de referencia de la acción, de Parsons, no hay acción; solo conducta impulsada por disposiciones de necesidad o expectativas de rol…..los hombres no aparecen en ellos, como agentes hábiles y capaces de conocer, como dueños hasta cierta medida de su propio destino “[1]  En Giddens y su teoría de la estructuración se expanden los limites de acción de los sujetos, que tanto en el estructural funcionalismo como en el marxismo, aparecen delimitados por la coerción de fuerzas externas al hombre. Para Giddens la socialización fusiona constreñimiento y habilitación.[2] (dualidad de la estructura) La otra crítica que Giddens plantea sobre la teoría de Parsons, es a la escasa importancia que este le da al marxismo, el papel escuálido de esta en su teoría, donde el tema de las luchas sociales o de la determinación de los sistemas de estratificación, aparecen condicionados por estructuras o por factores ligados a la antropología.



[1] Andrade, Alfredo, cit. Anthony Giddens, Revista Sociológica, año 14, numero 40, (1999) pág. 131
[2] Giddens, Anthony, “La constitución de la Sociedad; bases para la Teoría de la Estructuración”, (1984), cap. 4, pág. 201

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada